Tal día como hoy, 10 de diciembre de hace 59, tuvo lugar la ceremonia de entrega de los premios nobel en la que se distinguía a nuestro poeta, en la Sala de Conciertos de Estocolmo, bajo la presidencia de la familia real sueca, la Academia Sueca y  la Fundación Nobel. Juan Ramón Jiménez no acude a dicha ceremonia al estar muy afectado por la reciente muerte de su esposa Zenobia pero envía en su lugar a su amigo el entonces rector de la Universidad de Puerto Rico Jaime Benítez quien en nombre de JR pronuncia las siguientes palabras:

Acepto y agradezco el honor que esta ilustre Academia me conoced al otorgarme un premio que no he merecido. Cercado por el dolor y la enfermedad, he de permanecer en Puerto Rico sin participar en persona en los actos solemnes de la Academia. Y para que en esta ocasión lleve a ustedes el testimonio vivo de mi reconocimiento, recogido día a día en firme amistad establecida en esta tierra de Puerto Rico, he pedido al rector Jai­me Benítez, de esta Universidad, que me cuenta entre sus pro­fesores, que sea mi representante personal en todas las ceremonias de entrega de los premios Nobel de 1956.

Me pide Juan Ramón que también diga lo siguiente: «Mi esposa Zenobia es la verdadera ganadora de este premio. Su compañía, su ayuda, su inspiración de cuarenta años han hecho posible mi trabajo. Hoy me encuentro sin ella desolado y sin fuerzas».

JRJ

0 Me gustas
462 Vistas

También te puede gustar

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR