Cementerio
cementerioEl Cementerio Parroquial del que se incluyen en la declaración la antigua cerca y la capilla de Jesús quedando excluidos el patio tercero, que se corresponde con la ampliación realizada en 1995, así como el edificio anejo constituido por el tanatorio recientemente construido, es uno de los primeros espacios connotados literariamente por Juan Ramón. De su primera época es el poema “Riente cementerio”, una alegre y sensual descripción, no exenta de morbosidad, del cementerio de su pueblo. En su obra, tanto en verso como en prosa, encontramos evocaciones y numerosas referencias al camposanto: en Platero y yo, el capítulo “El cementerio viejo” hace un recorrido por su interior con mención puntual a personas del tiempo del poeta. Para él era “lo más prodigioso, lo más universal de su pueblo”. En su interior, localizado en el patio de San Pedro, junto al crucero, el Panteón de Zenobia y Juan Ramón constituye el punto de encuentro de todos los juanramonianos. Se trata de una obra de granito realizada en 1959, un año después de la muerte del poeta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR