• img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img

Horarios y Tarifas

HORARIO CASA MUSEO ZENOBIA-JRJ

HORARIO DE VERANO

 (DEL 15 DE JUNIO AL 11 DE SEPTIEMBRE inclusive)

 

MARTES A VIERNES

 

  • MAÑANAS: De 10:00 a 14:30 (cierre de puertas a las 14:00).

 

Visitas guiadas: 10:15 y 11:15.

 

  • TARDES: 16:00 a 20:30 (cierre de puertas a las 20:00).

 

Visitas guiadas: 16:15 y 17:15.

 

SÁBADOS

 

  • MAÑANAS: De 10:00 a 15:00 (cierre de puertas a las 14:30).

 

Visitas guiadas: 10:15 y 11:15.

 

  • TARDES:

 

DOMINGOS

 

  • MAÑANAS: De 10:00 a 15:00 (cierre de puertas a las 14:30).

 

Visitas guiadas: 10:15 y 11:15.

 

  • TARDES: CERRADO.

 

 

LUNES Y FESTIVOS: CERRADO

 

La entrada actualmente sólo podrá adquirirse en el Museo.

Cualquier duda: 959 372 148

Aforo Limitado

Para grupos de más de 20 personas es necesario realizar reserva por teléfono:

959 37 21 48

Tarifas


Tarifa 1


3,5€

3,5€
  • Individual

Tarifa 2


2,5€

2,5€
  • Grupos de mas de 20 personas(Se recomienda cita previa, tlf. 959 37 21 48)

Tarifa 3


9€

9€
  • Unidad Familiar(Previa acreditación)

Casa Museo Zenobia – Juan Ramón Jiménez

  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img
  • img

Sala Prólogo

 

La poesía fue el centro del universo juanramoniano, y la belleza y la perfección, las circunstancias que envolvieron al poeta. Gracias a sus versos desnudos, JR construye su figura como un dios deseante y deseado, en torno a la que girarán el resto de sus múltiples facetas. Caminaremos por los acontecimientos de su vida, descubriremos su mundo lírico y conoceremos a JRJ.

La Biblioteca Personal

 

Una de las cosas que más amó JR fueron sus libros. El poeta aprendió de todos, de los autores clásicos, de sus contemporáneos, pero también de los músicos, filósofos, antropólogos…El moguereño quiso guardar todo el conocimiento posible en las estanterías de su biblioteca. En esta sala se conservan más de tres mil quinientos libros, colmados de ex libris, anotaciones, dedicatorias…La impronta del poeta.

Las Revistas de Zenobia y Juan Ramón

Revistas, periódicos…Cientos de ejemplares fueron leídos por Zenobia y Juan Ramón Jiménez. Su cultura y curiosidad hicieron que coleccionaran más de siete mil revistas, con un total de más de seiscientos títulos, algunos de ellos conservados únicamente en estas vitrinas.

Despacho (Los primeros versos)

El nombre de Juan Ramón Jiménez siempre estará unido a la vida artística. Su primera llamada fue la pintura, aunque le bastó descubrir el Ateneo de Sevilla para definir su gran vocación: la poesía. Sus primeros versos se publicaron en los periódicos de la época, con deslumbrantes retazos de grandeza…El moguereño ya había triunfado, y fue invitado a Madrid a luchar por el Modernismo.

Salita (Tiempos de búsqueda)


El trasiego madrileño hizo que JR quedase hastiado, y regresó a su blanca maravilla, Moguer. Sin embargo, la muerte de su padre hizo que entrase en una crisis depresiva que le acompañó toda su vida. Tras pasar por varios sanatorios, el poeta regresó a su pueblo natal, para pasar años de paz y contemplación…Años que fueron de gran productividad literaria. Años en los que nació Platero y yo.

Dormitorio principal (El encuentro con la belleza)


El encuentro con Zenobia Camprubí supuso un cambio para JR, no sólo en su vida, sino también en su poesía. A pesar de las primeras reticencias de la joven, el poeta consiguió enamorarla a través de las traducciones que realizaron conjuntamente del Nobel bengalí Rabindranath Tagore. Tras el enlace, el matrimonio se instaló en Madrid, donde pasaron veinte años de viajes, libros, traducciones, publicaciones, amigos…

Salón (El exilio)


1936. Comienza la guerra civil. JR y Zenobia emprendieron su marcha de España con pasaportes diplomáticos de la República. Nueva York, Puerto Rico, Cuba…Pero la esperanzo de regresar a España se derrumbó, y sus pasaportes quedaron invalidados. Se instalaron en los Estados Unidos, consiguieron un puesto como profesores titulares de varias universidades, pero el Andaluz Universal añoraba su patria, su gente, su lengua natal. El matrimonio encontró su último hogar en la isla de Puerto Rico.

El Despacho de Moguer. Sala Platero.

casa_museo_image22

JRJ fue dos veces candidato al Premio Nobel. Pero su andadura como Andaluz Universal empezó antes: cuando comenzó a escribir Platero y yo, obra que se ha traducido a casi 50 lenguas diferentes, y aún hoy se sigue solicitando su traducción a más idiomas. Su fama se fue extendiendo, a la par que se traducían sus obras, hasta llegar al reconocimiento público, con el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de México, y el tan prestigioso Premio Nobel de Literatura en 1956. Platero y yo es después de La Biblia y el Quijote el tercer libro más traducido, casi a medio centenar de lenguas.

Zenobia


La sonrisa de Zenobia Camprubí fue lo que enamoró a JR. Era una sonrisa que desprendía la vitalidad y la alegría que inundaban a esta mujer que fue todo un ejemplo de honestidad, humildad y generosidad. Ofreció su alegría, junto a JR, a los niños huérfanos, a sus negocios, a los alumnos que abarrotaban sus aulas, a la gente que conocía en sus viajes…Y a pesar de su independencia, siempre mantuvo esa sonrisa para apoyar a su marido, y abrirle el camino para convertirse en la gran figura que es Juan Ramón Jiménez.

Finalización del recorrido


Finalizamos el recorrido paseando por el soleado patio y visitando el corral

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR